Más acerca de los años sabáticos

From The Joel on Software Translation Project

Jump to: navigation, search

Me tomé un año sabático en 1995 y ahora me estoy tomando otro. Opino que son grandiosos.

En 1991 me gradué de la universidad (college = 4 años) y partí en mi primer viaje a través del país, en una camioneta (van) Ryder, a Redmond, Washington. Mi primer trabajo fue en Microsoft. Me gustaría señalar que esto fue antes de que todo el mundo odiara a Microsoft. En aquellos años sólo los estudiantes universitarios y los ñoños de Unis odiaban Microsoft, porque creaba productos de juguete y aburridos aplicativos de oficina diseñados sólo para oficinistas. Uno de mis compañeros de clase tuvo una oferta parfa trabajar en OS/2. '"De ninguna manera me hundiré con ese barco"', dijo, y prefirió irse a estudiar leyes (en USA los abogados deben tener un título antes de estudiar leyes).

Estaba, por decirlo suavemente, infeliz con el prospecto de salirme de la escuela. Me enriquecía la atmósfera social de la vida en el dormitorio del campus y me deprimía el prospecto de vivir en un departamento sin gusto a nada en una ciudad gris en la que no conocía a nadie. Por supuesto ese es el truco en Microsoft: la mayor parte de las contrataciones nuevas son recién graduados de todo el país que llegan a un suburbio de Redmond donde llueve todos los días, sin amigos y sin vida social. Para el ñoño promedio esta fórmula significa que pasas todo el día en la oficina. Un día típico consiste en: levántate, camina al trabajo (no tropieces con larvas), trabaja hasta que se hace de noche, ve a casa, mira TV, anda a dormir, repite.

Mi versión era un poco diferente, porque no soy un ñoño sin remedio; en vez de mirar la TV iba al gimnasio en las tardes y los fines de semana me iba a andar en bicicleta por los alrededores del lago Washington hasta el distrito universitario, donde me quedaba en las librerías, bibliotecas y cafeterías, gruñendo por no estar todavía en la universidad. Pero luego de un par de años me di cuenta que no estaba desarrollando una vida social; no tenía un novio; sólo conocía gente de Microsoft.

Drabsville.

Necesitaba un cambio, así que me mudé a Nueva York para trabajar en los Servicios de Consultoría de Microsoft. En algún momento, quiero escribir un libro acerca de ese horrible infierno de incompetencia; por ahora, es suficiente decir que no duré mucho ahí. Un rápido cálculo de mis opciones de compra de acciones mostraba que había acumulado 120 mil dólares en mis 2 años y medio en Microsoft y de acuerdo a mis cálculos pensé que podía asumir el riesgo de trabajar en una startup.

Tuve una oferta de Pipeline, uno de los primeros ISPs en el área de Nueva York y renuncié a Microsoft. SIn embargo cuando conversé con el fundador y dueño de Pipeline me dio una mala impresión, de modo que empezó mi primer año sabático.

Durante los siguientes 9 meses hice un par de cosas. Primero, aprendí. Era 1994, la internet estaba recién apareciendo, de modo que tenía que aprender una que otra cosa después de vivir en la isla de Microsoft Antes del Memo cuando se asumía que MSN iba a competir, y ganar, contra la Internet.

También hice el ejercicio de pensar en mi propia startup - dos veces. Ambos ejercicios se desmoronaron luego de un par de semanas de trabajo porque no tenía al compañero adecuado, y no sabía lo que estaba haciendo, pero me gustaría felicitarme con el pensamiento de que la primera startup podría haberse convertido en Yahoo! y la segunda startup podría haberse convertido en Vermeer (la compañía que se convirtió en Microsoft Front Page). Tengo especificaciones en algún lugar de mi disco duro de productos que, si los hubiéramos creado, realmente se habrían convertido en empresas internet monumentales. Pero no es la idea lo que importa, es la ejecución -- una idea a la que voy a volver muchas veces en este weblog.

Otra idea que me pica en la parte de atrás de mi mente era cruzar el país en bicicleta. Cuando estas ideas de startup se desmoronaron, empecé a planear hacer un viaje en primavera, tan pronto como el clima fuera suficientemente cálido. (Esto fue antes de que supiera que llueve mucho en primavera). El viaje fue grandioso, puedes leer my web log (¡de 1995!) acá: http://www.panix.com/~spolsky/biketrip

En algún lugar de Idaho, cicleteando en un camino vacío, mi ánimo cambió; me sentí completamente descansado y deseoso de volver a trabajar. Sentado en la parte de atrás de una biblioteca en Boise State, leí todas las revistas mercantiles de la industria de la computación de manera entusiasta, y me exitaba ver cuánto estaba cambiando y cuánto debía aprender. Cuando llegué a casa revisé mi cuenta corriente, me puse feliz de descubrir los 7 mil dólares que gasté en el viaje en bicicleta habían sido mágicamente reemplazados mediante el poder místico de las acciones de Microsoft; estar sin trabajo for 8 o 9 meses había apenas movido mi nivel de ahorros.

De modo que ese año sabático fue el primero. Me tomó 2 días encontrar otro trabajo interesante, y pasé los siguientes cuatro años trabajando: primero en Viacom, y luego en Juno.

Last November, some of the really bad management over at Juno had just worn me down. I found it impossible to be excited any more. It was increasingly difficult to ignore the subtle and unsubtle ways that Juno managers at all levels were screwing up. Worse, the intense politicalness and arrogance of management there convinced me that I had almost no chance of changing things. I joined the flow of talented, frustrated people streaming for the doors.

I really like the formula of working for four years, and then taking one year off. This time I'm pretty convinced that when I go back to work I want to work in a real startup, as a founder. I've learned a lot about this over the years, and I've gradually come to realize that there is nothing really risky about starting a company these days. There are billions of not-very-smart venture dollars out there looking for somebody to spend; even startups pay good salaries (they have to); and the chance of having a "liquidity event" - IPO or selling the company -- is high enough that over the average career, say, working at 4 startups over a 10 year period, there is a fantanstic chance that you will make a big buttload of moolah.

Personal tools